miércoles

El Espiritu Santo

La doctrina del Epiritu Santo,a juzgar por el lugar que ocupa en las Sagradas Escrituras,figura en el sitio de preponderancia de las demás verdades redentoras.Con la excepción de la segunda y tercera epístolas de Juan,todos los libros del Nuevo Testamento contienen referencias a la obra del Espiritu Santo.Cada uno de los evangelios comienza por una promesa de su derramamiento.
Y sin embargo,debemos admitirlo,se trata de la "doctrina descuidada".El formalismo y el temor al fanatismo han provocado una reaccion en contra de la necesidad de recalcar la obra del Espiritu Santo en la vida del creyente.
Naturalmente,ello ha dado como resultado la frialdad espiritual,porque no puede existir la cristiandad vital aparte del Espiritu Santo.Sólo él puede hacer efectivo aquello que la obra de Cristo hizo posible.San Ignacio,uno de los dirigentes de la iglesia primitiva,dijo en cierta oportunidad:
La gracia del Espiritu Santo es la que establece la conexión vital entre el mecanismo de la redención y el alma del individuo.Aparte del Espiritu,la cruz yace inerte,un vasto mecanismo en posicion de descanso,mientras que a su alrededor yacen inmotas las piedras del edificio.Sólo despuués que el lazo ha sido asegurado,se puede proseguir la labor de levantar la vida del individuo mediante la fe y el amor,hasta el lugar que se le ha preparado en la iglesia de Dios.

Myer Pearlman

1 comentario:

Más Cortante dijo...

Hace unos días atrás el Espíritu Santo me hizo sentir tan grande gozo, porque me recordó el texto en 1 Pedro 1:2 "elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas." Y sentí gran gozo al entender como la Trinidad de Dios participa íntegramente en la salvación del hombre. El Padre ESCOGE, El Espíritu SANTIFICA y el Hijo debe ser LIMPIA de pecados. Maravilloso. Bien dicho, aparte del Espíritu Santo la iglesia está muerta. Bendiciones.