miércoles

El Espíritu Santo en el Antiguo Testamento.






Manifiesta características especiales.
Quizá sea éste el ugar apropiado para preguntar con respecto al significado de la declaración siguiente:"Pues aun no había venido(sido dado,V.M.)el Espíritu Santo;porque Jesús no estaba aún glorificado".Juan 7:39.(La palabra "venido" está en bastardilla,indicando que fue añadida por los traductores)En realidad,Juan no quiso decir que ninguno en el A.T. había sentido las manifestaciones del Espíritu.Todos los judíos sabían que los hechos extraordinarios de los dirigentes de Israel y los mensajes de los profetas se debían a las operaciones del Espíritu.Se refiere evidentemente a un cierto aspecto de la labor del Espíritu,que no se conocía en las distintas eras o períodos anteriores,comprendidos en el plan de Dios.¿Cuáles son los rasgos distintivos que caracterizaban la obra del Espíritu Santo en esta era?.
El Espíritu Santo no había sido dado aún como el Espíritu de Cristo crucificado y glorificado.Esta misión del Espíritu no podía comenzar hasta que no terminara la misión del Hijo.Cristo no podía ser manifestado en Espíritu hasta que no cesase de vivir en la carne.El podía pedir el Espíritu para los suyos sólo después de haber tomado su lugar como Abogado en presencia de Dios.Cuando Jesús habló no existía aún en el mundo una fuerza espiritual como la que descendió el día de Pentecostés,y que luego abarcara toda la tierra cual ola gigantesca,porque Jesús no había ascendido aún al lugar que ocupaba antes de su encarnación,(Juan6:62);porque aún no había subido al Padre(Juan16:7;20:17).No podía existir la presencia espiritual universal hasta que la presencia en la carne no hubiera sido retirada,y hasta que el Hijo del hombre no hubiere sido coronado por la exaltación a la mano derecha de Dios.El Espíritu se guardaba en las manos de Dios para este derramamiento general,hasta que pudiera ser reclamado en sentido universal para la humanidad,por el Cristo Victorioso.
En el A.T. el Espíritu Santo no fué dado universalmente,sino que estuvo generalmente limitado a Israel y fué impartido de acuerdo a la voluntad soberana de Dios a ciertos individuos,tales como profetas,sacerdotes,reyes y otros obreros de su reino.Pero en esta era el Espíritu Santo está disponible para todos,sin consideración de edad,sexo o raza.
En este aspecto,notemos que en el A.T. rara vez se menciona el Espíritu de Dios con la breve designación de "el Espíritu".Por lo contrario,uno lee del "Espíritu de Jehová",o "el Espíritu de Dios".Pero en el N.T. el corto título,"el Espíritu",ocurre con frecuencia,sugiriendo así que sus operaciones no son ya manifestaciones aisladas sino que ellas se repartían a menudo.
Algunos eruditos en el estudio de las Sagradas Escrituras llegan a la conclusión de que toda vez que fue dado el Espíritu Santo en el A.T.,ello no encerraba morada permanente,que es uno de los rasgos distintivos del don del N.T..Señalan los mencionados eruditos que la palabra "don" indica permanencia o posesión y que en ese sentido no hubo don del Espíritu Santo en el A.T.Es cierto que Juan el Bautista estuvo lleno del Espíritu Santo desde el vientre de su madre, y esto implica una unción permanente.Quizá éste,y otros casos similares,podrían ser considerados como excepciones de la regla general.Por ejemplo,cuando Enoc y Elias fueron trasladados,fueron excepciones a la regla del A.T.según la cual se llegaba a la presencia de Dios por medio de la sepultura y el Sheol(el lugar de los espíritus que han partido).


Pearlman